Cuando las agencias creativas y las productoras de publicidad unen sus fuerzas y el realizador audiovisual imprime su magia pueden salir obras de arte como ├ęsta.